GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

LA LLEGADA DE OTRO PERRO A CASA

A menudo la convivencia entre perros no suele ser la mejor. Por eso, si estás por traer una nueva mascota al hogar, fíjate cómo hacer para que tu perro la acepte.
Cómo insertar un nuevo perro al hogar

Si tienes uno o más perros en casa y estás pensando en recibir a un nuevo integrante a la jauría, presta atención a estos consejos para que la integración sea completa, armoniosa y puedas dar la bienvenida a la nueva mascota, sin problemas, celos o enfrentamientos.

Cómo presentar al nuevo perro

Los perros se reconocen olfateándose, y generalmente, lo hacen en zonas corporales bastante indiscretas, como el trasero. Ello se debe a que los aromas que los organismos despiden son un verdadero lenguaje que permite a los demás animales saber sus intenciones.

Una buena manera de comenzar la integración de un nuevo perro con otras mascotas es realizar nosotros mismos la presentación. Para ello, toma a la nueva mascota sujetándola en el aire y con su retaguardia hacia el frente, de modo de poder apresar suavemente su cabeza entre tus costillas y tu codo, por precaución. Gentilmente, llama a tu otro perro, o a los demás (siempre primero al líder del grupo) y ofrece el trasero del nuevo para que lo olfateen. Este comportamiento, en el lenguaje canino, denota sumisión, y permitirá que los perros anteriores den la bienvenida a este nuevo animal que, según esta acción, no viene buscando ganarle el lugar de Alfa al líder.

Cómo evitar los celos de tu mascota cuando llega otro perro

No te olvides de que los celos son un comportamiento animal. Si tu perro está acostumbrado a ser el centro de atención, traer a un nuevo integrante puede ocasionar estos sentimientos de abandono y agresividad. Mucho más cuando el nuevo can es un cachorro, al que todos querrán alzar en brazos, acariciar y jugar con él.

Para evitar los celos de la vieja mascota, asegúrate de darle mucha atención, mucho amor, de modo que comprenda que "hay caricias para todos". Por ejemplo, puedes acariciar a tu viejo perro con una mano, y al nuevo con la otra. Estos afectos en simultáneo le dirán al perro que no se resta el afecto hacia él, tal y como se lo explicarías a un niño humano.
Respeta al perro líder

El perro más antiguo de la casa será el líder por defecto, o bien el más fuerte y ágil. No intentes romper con esta cultura canina, pues serán los perros quienes definan el orden en su clan. Al darles su alimento, por ejemplo, procura establecer un plato para cada uno y de respetar los lugares y tiempos de todos. Separa los platos entre sí para evitar conflictos. Si sirves el alimento en un solo plato verás cómo el líder del grupo es quien come más y primero, dejando para los demás el resto y peligrando la salud de los nuevos perros más jóvenes o necesitados.

Algo similar ocurrirá con las cuchas o colchones de dormir, con los juguetes y casi con cualquier elemento accesible. Deja que ellos determinen el orden de prioridades, pero asegúrate de que tanto el perro antiguo como el nuevo reciban buena dotación de alimentos, entretenimiento y agua a diario.
Fuente: http://comohacerpara.com/hacer-que-tu-perro-acepte-a-otro-cachorro_8203h.html

LA LLEGADA DE OTRO PERRO A CASA

Uno de los temas más delicados para el dueño de un perro es la introducción de otro perro o cachorro en la familia. Un perro que ha tenido la casa y familia solo para él, no puede acoger de un día para otro otro perro en su guarida, y puede sentirse muy incómodo al tener que compartir la atención de su familia. La primera reunión es importante, por lo que debes prepararte para mejorar sus posibilidades de éxito.

Si tu perro se ha peleado con otros perros en el pasado, no es buena idea incorporar otro miembro canino a la familia, a no ser que cuentes con un buen entrenador o adiestrador canino que te ayude a introducir el nuevo perro o cachorro a tu casa.

Antes del primer encuentro
Antes de presentar tu nuevo cachorro, habilita la zona de tu perro veterano con sus cosas (comedero, juguetes, cama, etc.) y habilita otra zona para el recién llegado. Una invasión en “sus cosas” podría desencadenar una reacción agresiva, incluso si no ha demostrado este comportamiento en el pasado.

Terreno neutral
Para ayudar a que la presentación no sea tan invasiva, intenta que la presentación se lleve a cabo en un terreno neutral como pueda ser un parque u otro espacio abierto. Esto proporciona un ambiente neutral con distracciones, y la territorialidad y los celos quedarán aparcados.
Cuenta con otra persona para hacer las presentaciones. Cada uno debe traer un perro por separado al lugar de reunión. Permitidles que se huelan, que se conozcan, que se analicen. Dejadlos sueltos y relajados (y vosotros más que ellos, que la energía se contagia). Después del primer encuentro, y si traes un cachorro es muy posible que el cachorro sea sometido al perro adulto mediante la exposición de su vientre. Si tu perro veterano muestra interés puede que quiera jugar con él, sino, tranquilo, puede que esté más interesado en otras cosas.

Dos perros adultos pueden pasar por un ritual extenso de postura, oler, tocar e incluso orinar . Después de esto, uno o ambos puede simplemente optar por no prestar atención al otro, pero no te preocupes si gruñe un poco o trata de dominar al “nuevo”. Tienes que intentar que establezcan su relación con la menor interferencia de ti como sea posible.

Si por el contrario, nos encontramos con la situación violenta de un inicio de pelea o si la tensión va en aumento, obviamente separa a los perros antes de que la pelea comience llamándolos o separándolos suavemente. No tires nunca de la correa, ya que puede instigar la lucha. Utiliza el truco de ganar su atención y sepáralos.
Esta encuentro inicial debe ser breve. A continuación, lleva tus perros a un paseo. Si tienes varios perros, preséntalos cada uno por separado.

Presentación de tu casa
Tras el paseo, regresa a casa. Si tu perro se llevaba bien en el terreno neutral, déjalos sin correa en un patio o zona vallada, si es posible. Después de un rato, los perros estarán listos para entrar. Tu perro debe entrar primero en el interior sin correa, pero el nuevo perro o cachorro debe dejarse en su lugar y se le permitirá explorar la casa, habitación por habitación. Si el primer perro parece cómodo y acepta, se puede establecer que el nuevo perro ande suelto.
Durante las primeras una a dos semanas, estate siempre atento a las interacciones entre los perros. No los dejes solos juntos hasta que estés seguro de que se sienten cómodos el uno con el otro. Recuerda que tu primer perro ha establecido hábitos, así que tanto en los paseos, las comidas , y los juegos tienes que realizarse en las horas habituales. Esto ayudará a tu perro por primera vez a que “el nuevo” no es una interrupción de su vida, no hay un antes y un después.

Lo que no debes hacer:
– NO “metas con calzador” al cachorro sobre el adulto. Muchos propietarios, acercan al cachorro en las narices del otro, y esto no debe hacerse así. El cachorro podría sentirse vulnerable. La mejor manera es dejar que el cachorro salude al perro por iniciativa propia, en el suelo. Puedes ayudar ofreciendo un espacio entre tus pies para que el cachorro corra si siente miedo o temor ante el perro adulto.
– NO permitas que tu perro adulto intimide al cachorro.
– NO limites la zona a una sola para ambos perros hasta que éstos no establezcan una relación cordial y de confianza.
– NO permitas que un perro intimide al otro por temas de comida. Pon sus recipientes lo suficientemente lejos el uno del otro para ayudar a controlar este comportamiento. Educa a cada perro a comer sólo de su propio plato. Si un perro termina antes que el otro, vigila que no vaya a tomar un segundo plato…
– No dejes que una pelea entre dos perros continúe. Tendrás que intervenir siempre antes una situación de agresión.

Fuente: El encantador de perros

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores