GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Aseo de nuestro perro

EL CACHORRO Y EL BAÑO

¿Cuando puedo bañar a mi cachorro por primera vez?¿Cada cuanto tiempo he de bañarlo?¿Como he de hacerlo? Estas y muchas otras preguntas son las que nos hacemos cuando tenemos un perro.

Muchos expertos opinan que los perros no deberían ser bañados ya que al hacerlo les arrebatamos su olor y este es su medio de identidad. Otros piensan que solo necesitan ser bañados cuando están muy sucios o cuando el veterinario lo aconseje. Aunque si se trata de un perro doméstico que va a convivir con nosotros lo más conveniente será que esté limpio para evitar que podamos contraer determinadas infecciones. Además la convivencia es mucho más cómoda si huelen bien y están limpios.

baño de perroSi le bañamos más de lo que deberíamos podemos destruir las defensas que posee y la grasa que evita el resecamiento de la piel y por tanto la caspa. Además la humedad permanece en el pelo del perro durante un par de días aunque se haya secado, por lo que hay que reducir el número de baños a lo estrictamente necesario.

Si no tenemos otro remedio porque el perro se ensucia mucho por su actividad por el medio en el que vive, utilizaremos un champú en seco o en polvo y le cepillaremos con mucha regularidad. No debemos engañarnos, por más que duchemos al perro no va a oler a rosas, tienen un olor más fuerte que los humanos. Hay determinados olores que no se pueden eliminar durante el baño, solo es posible hacerlos desparecer mediante un tratamiento médico.

Hay determinadas partes del cuerpo de nuestra mascota que requieren una dedicación especial como son los ojos, oídos, las patas, la piel y las glandulas anales.

El ambiente ideal para bañar al perro es fuera de casa y con un clima cálido. Esto beneficiará al perro y también a nosotros ya que evitaremos que lo ponga todo perdido. Será necesario para un limpieza completa, que el día que decidamos bañarle también lavemos la alfombrilla o manta sobre la que duerme.

Utensilios necesarios para el baño

Si no podemos bañarlo en una bañera buscaremos un recipiente similar que llenaremos de agua tibia hasta la mitad. Utilizaremos un champú suave especial para perros que nos podrá recomendar el veterinario. Aún así es recomendable leer la etiqueta antes de usarlo. También necesitaremos una toalla vieja y limpia para secarle, el secador es optativo.

Los expertos no se ponen de acuerdo en cuando es conveniente empezar a bañar a los cachorros. Aunque la mayoría apoyan la opción de esperar a haber terminado el primer ciclo de vacunación.

Aún así es posible que por alguna razón de peso necesite un baño antes de esta edad, así que podremos bañarle con un champú en seco. Cepillandole el pelo retiraremos el champú y además conseguiremos activar las glándulas sebáceas. Si no está muy sucio con un simple cepillado conseguiremos asearle.

baño de cachorrosUna vez cumplido el primer ciclo de vacunación de se debe de bañar al cachorro de forma regular solo cuando sea necesario. Además esta frecuencia dependerá de la piel y de lo mucho que se ensucie. Antes de bañarle tenemos que revisar la piel, si la tiene irritada, bultos o parásitos debemos consultar al veterinario inmediatamente y abordar la misión de bañarle.

Bañaremos a nuestro cachorro cuando sea necesario, sin abusar, ya que no es bueno para la piel ni para el pelo hacerlo demasiado seguido porque se resecan. Si hemos decidido que nuestra mascota necesita un baño deberemos hacerlo en una habitación cálida para evitar corrientes. Utilizaremos un champú especial para perros. Si usamos cualquiera que tengamos por casa no específico para perros solo conseguiremos que corra a restregarse en cualquier cosa en cuanto termine el baño. Muy importante es tener en cuenta que sus ojos y sus oídos son muy sensibles por lo que debemos ser muy cuidadosos.

Lo bañaremos en una tina o en una pica y lo enjuagaremos un par de veces con agua que no quede ni rastro de jabón, puede ser perjudicial para su piel. Lo secaremos con una toalla haciéndole un pequeño masaje y luego utilizaremos un secador para eliminar toda la humedad. La temperatura ha de ser baja y debemos mantener una distancia de unos cuarenta centímetros. El ruido puede que le asuste por lo que si lo hacemos con cuidado y cariño conseguiremos que se acostumbre y sea mucho más fácil. Si le vamos cepillando mientras le secamos aceleraremos el proceso de secado.

El cepillo que utilicemos tiene que ser específico para perros y nos servirá para eliminar el exceso de pelo. Comenzaremos por la cabeza y seguiremos hacia abajo por el cuerpo, la cola y las patas.

EL MOMENTO DEL BAÑO

Bañar a nuestro perro es una tarea que supone tiempo y paciencia, ya que puede que intente escapar mientras le bañamos. Aunque podemos evitar que sea una experiencia desagradable para ambos si lo hacemos bien desde la primera vez.

baño perroDebemos evitar dejarle solo durante el proceso del baño, por ello lo tendremos todo preparado antes de empezar. Para comenzar llenamos la bañera o el recipiente que hayamos elegido para el baño, con agua tibia. También conseguiremos un recipiente limpio que nos permita derramar agua sobre el perro para aclararle el jabón.

Una vez bien mojado le aplicaremos un champú especial para perros, comenzando por el lomo y poco a poco extendiendolo hasta las patas. La última parte que lavaremos será la cabeza, lo haremos con extremada precaución para evitar que el jabón se introduzca en sus ojos y oídos

Una vez enjabonado pasaremos a enjuagarle con abundante agua tibia para eliminar todo resto de jabón. Si no lo hacemos bien nuestro perro puede sufrir trastornos en la piel. La manera idónea es agarrar al perro por el hocico y echarle el agua de adelante hacia atrás.

El siguiente paso es el secado, normalmente el perros e sacudirá con fuerza. Debemos dejar que lo haga ya que esto le quitará la mayor parte del agua. A continuación con una toalla limpia le acariciaremos en sentidos descendente para evitar enredos.

Para terminar esta fase del baño utilizaremos un secador de pelo a baja temperatura. Puede que se asuste del ruido, pero si le hemos acostumbrado desde pequeño lo tolerará bastante bien. Debemos mantener el secador alejados unos cuarenta centímetros del animal para evitar problemas en la piel. Por último,pero muy importante es que no debemos aplicarle el aire directamente a la cara ni a los oídos.

El cepillado es muy importante porque cada vez que bañamos a nuestro perro pierde pelo que puede quedarse atrapado en su pelaje. Debemos eliminarlo ya que al pudrirse además del olor puede producir problemas en el pelo de nuestro animal. La fase del cepillado la realizaremos al mismo tiempo que utilizamos el secador.

CEPILLAR A NUESTRO PERRO

El cepillado del pelaje de los perros debe hacerse cada semana de manera general, aunque cada raza requiere una periodicidad.

cachorro cepilladoPara conseguir que nuestra mascota asuma el cepillado como algo normal podemos empezar desde que es pequeño. Si jugamos con él antes de cada sesión y le mostramos nuestra aprobación cuando hayamos acabado será más fácil en el futuro.

Este proceso no sirve solo para que nuestro perro luzca un pelo precioso, también nos permite examinarlo y detectar bultos o parásitos.

El cepillo alisador o de púas va a ser el primero que utilicemos. Nos servirá para desenredar, quitar el pelo muerto y los restos de suciedad. Si tiene el pelo difícil de desenredar aplicaremos un acondicionador especial para perros y peinaremos suavemente las zonas enmarañadas.

Una vez conseguido que el pelo esté suave usamos un cepillo de cerdas (para los perros de pelo corto) o un peine de púas anchas (si tiene el pelo largo).

Como en todo lo que se refiere a perros la raza marca la diferencia, el cepillado no iba a ser una excepción por lo que os explicamos los cuidados que debemos tener con nuestro perro según la raza.

  • Razas de pelo corto

Estos perros necesitaran ser arreglados una vez por semana, dependiendo de la condición del pelaje. Utilizamos un cepillo de cerdas suaves para desenredar las marañas de pelo y a continuación, un peine para peinarlo profundamente. Si nuestro perro tiene el pelo extremadamente corto y liso les pasaremos una gamuza para darles brillo. Comenzaremos desde la cabeza hacia abajo por el cuerpo, la cola y las patas. Debemos prestas especial atención al pelaje del cuello.

  • Razas de pelo largo

Debemos arreglarlos varias veces por semana. Además debemos invertir unos minutos cada par de días para hacerle pequeños arreglos. Utilizaremos un cepillo de cerdas naturales y también un peine con púas anchas para desenredar. Para evitar los tirones sujetaremos con una mano el pelo y lo cepillaremos con la otra. No debemos descuidar las capas inferiores de pelaje. Cepillaremos pues de la parte más profunda del pelaje hacia la superficie. Una vez podamos pasar el peine sin encontrar enredos habremos acabado.

TIPO DE CEPILLADO PARA NUESTRO PERRO

El cepillado periódico de nuestra mascota es importante para prevenir algunas enfermedades futuras. Nos permite limpiar el pelo y examinar si tiene pulgas, garrapatas, bultos… Para hacerlo de la manera conveniente hay varios tipos de cepillos que cumplen determinadas funciones.

    cepillo para perros
  • Cepillos alisadores: poseen una capa de alambres finos que suelen estar curvados o tienen forma de gancho. Se utilizan para desenredar y para quitar pelos sueltos.
  • Cepillos de agujas tienen una capa de dientes espaciados en forma de púas rectas. Los cepillos de púas también son aptos para desenredar y resultan muy adecuados para perros de pelo muy largo.
  • Los cepillos de cerdas y los peines metálicos se usan en la última fase de acicalamiento de los perros de pelo largo. Si el perro tiene el pelo corto, es probable que le baste con un cepillo de cerdas para cubrir todas las necesidades

OREJAS LIMPIAS, PERRO SANO

Las orejas limpias en un perro es un signo de salud. Por tanto deberemos dedicarle a esta tarea, unos minutos un par de veces a la semana, para detectar cualquier cambio a la mayor brevedad.

Las orejas limpias, perro sanoEsta labor de limpieza nos será más cómoda si le acostumbramos desde cachorro. Es recomendable aprovechar una visita al veterinario para preguntarle como proceder a la limpieza de las orejas de nuestro perro.

Aquí os damos unos consejos de como hacerlo en casa. Nuestra misión será eliminar el exceso de cerumen para evitar la formación de tapones y la proliferación de bacterias. Para ello utilizaremos una gasa (nunca un bastoncillo de las orejas) una solución específica para la limpieza de orejas recomendada por el veterinario. Muchos expertos apuestan por realizar esta tarea con agua oxigenada o con combinaciones de partes iguales de vinagre y alcohol para masajes. Lo más aconsejable es usar un producto específico para limpiar y secar el exceso de humedad en el canal auditivo. Ante cualquier duda la persona más indicada para aclararla sera el veterinario.

No debemos arriesgarnos ya que un exceso de líquido en el oído puede provocarle una infección. Por eso cuando le bañemos intentaremos evitar al máximo que entre agua en sus oídos. Esta se puede estancar, con mucha falicidad debido a que su conducto auditivo tiene forma de L.

Hay que tener especial cuidado si nuestro perro es de una raza con orejas colgantes ya que no se ventilan, por lo que se convierten en un lugar fácil para las infecciones y para los parásitos. Si tiene bastante pelo en el conducto auditivo tenemos que tener cuidado ya que esto favorece la retención de cerumen y puede provocar una infección. En este caso intentaremos cortar el pelo de la entrada del conducto.

Si nuestro perro mueve la cabeza con bruquedad, intenta poner su pata en el conducto, tiene la oreja roja, se queja o la olor de sus oídos cambia debemos acudir al veterinario, porque puede incluso sufrir otitis crónica.


CUIDADO DE LAS PATAS Y UÑAS DEL PERRO

Obligar a nuestros perros a caminar durante mucho tiempo sobre un suelo duro como el asfalto, puede hacer que sus almohadillas se vean resentidas e incluso a perder parte de ellas. No debemos olvidarnos que ellos no tienen zapatillas.

Cuidados de las patas y uñas de nuestro perroDurante las primeras salidas con nuestro perro o en casos de largas caminatas deberemos revisar sus almohadillas y las uñas al regresar. Si aplicamos una crema especial (el veterinario nos aconsejará) conseguiremos evitar parte de posibles problemas.

Las uñas requieren un cuidado especial, ya que si sobrepasa el nivel de la almohadilla puede hacer que el perro no apoye bien la pata, y la consecuencia de esto son lesiones importantes. Las primeras veces es conveniente que lo haga un profesional. Éste nos explicará como hacerlo nosotros mismos.

Cuando seamos nosotros los que cortemos las uñas a nuestro perro debemos tener mucho cuidado de no sobrepasar el nivel del corte completo ya que la uña puede sangrar y es muy doloroso para el perro. En este caso no debemos preocuparnos frenaremos la hemorragia durante un par de minutos con agua oxigenada e incluso podremos hacerle un vendaje. Si el problema continua consultaremos con nuestro veterinario.

CUIDADOS DE LA DENTADURA

Ortodoncias para perros, cepillos de dientes, dentífrico y un sinfín de productos que pueden hacer que la dentadura de nuestro perro sea para toda la vida. La consecuencia de un mal cuidado bucal puede producirle desde gingivitis hasta problemas cardíacos.

Dientes para toda la vidaSolemos cuidar nuestra boca como mínimo lavándonos los dientes después de cada comida y acudiendo al dentista cada año para hacernos una revisión. Si sabemos qué es un dolor de muelas, ¿porqué no intentamos ahorrarselo a nuestro perro?

El cuidado bucal desde que es cachorro será imprescindible para prevenir problemas futuros. A los siete meses de edad suelen hacer el cambio de los dientes de leche a los dientes de adulto. Si aplicamos un correcta limpieza de los dientes conseguiremos prevenir la placa dental, y como consecuencia el sarro. Este último especialmente peligroso ya que con el tiempo puede ser el causante de la caída de los dientes.

Si nuestro presupuesto es bueno es aconsejarle llevarle al dentista para que le haga limpiezas. Pero si no es nuestro caso podemos lavarle los dientes cada dos días como mínimo. Al principio, para que se vaya acostumbrando a que le toquemos las encías se las masajearemos suavemente. Después le pasaremos una gasa y después utilizaremos el cepillo dental canino junto con un crema de dientes específica para perros.

Los restos de alimentos que se depositan tras cada comida en el diente hacen que se forme una capa de sarro, esto provocará una infección de la encía, y una posterior enfermedad de toda la boca. Al final nuestro perro se quedará sin piezas y esto puede incluso provocarle problemas respiratorios o renales.

higiene dental perroSi nuestro perro sufre prognatismo superior (sobresalen los dientes superiores a los inferiores) o prognatismo inferior (el caso contrario) podrá comer sin problemas pero supondrá un inconveniente si queremos que sea un perro de exposición. Si queremos podemos ponerle un corrector dental para corregir esta mala oclusión dental.

Evitaremos muchos de los problemas si no le dejamos jugar con piedras cuando es pequeño. En esta etapa los dientes le dolerán y querrá morder cualquier cosa. Existen juguetes específicos para que los cachorros puedan morderlos y aliviarse sin que supongan un riesgo para ellos.

Si no prestamos atención a su boca y sufre problemas puede llevarle a un estado de decaimiento, en el que dejan de comer.

OJOS DE PERRO

Los ojos de nuestra mascota requieren toda nuestra atención, deben de estar brillantes y sin legañas. Para conseguirlo deberemos limpiarlos diariamente.

ojos de perroSiempre van a tener restos transparentes de secreciones que los mantienen húmedos, esto es normal. Solo deberá preocuparnos cuando cambien la consistencia y el color. El tamaño, color, o la forma del ojo pueden cambiar. En ambos casos tenemos que llevar a nuestro perro al veterinario.

Utilizaremos una solución salina que nos haya recetado el veterinario para este caso concreto. En perros de ojos saltones o tristes será más importante su cuidado. Dejaremos caer unas gotas de suero desde el canto externo del ojo para que vaya lavando toda la superficie de la córnea mientras se desliza por el ángulo interno. El resto se retira con una gasa (nunca con un algodón).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores