GRACIAS A TU DONACION ESTA PAGINA PODRA SEGUIR FUNCIONANDO
Comentarios de Puntadas católicas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger


Más en mi youtube

MANUALIDADES-SANTOS-etc
ADOPCION ESPIRITUAL

CAMPAÑA DE ORACION POR LA PAZ
La cruz de Cristo sufriente de cada víctima inocente. Cubierta con rosas de oración por el perdón , por la reconciliación y la conversión

VELA DEL CANCER
Ora por los que padecen éste mal


Blogueros con el Papa

Hamsters, mascotas de muchos cuidados


LAS PRINCIPALES RAZAS DE HAMSTERS
CUIDADOS DE LOS HAMSTERS
COMO ELEGIR UN HAMSTER
HIGIENE DE LOS HAMSTERS


CUIDADOS DE LOS HAMSTERS
Pertenecen al grupo de los roedores y se caracterizan por ser nocturnos y grandes escapistas, son inquietos y solitarios.

Verlos ejecutando una rutina de ejercicios o haciendo un nido para descansar es uno de los encantos de los hamsters, pequeñas mascotas que generalmente son adoptadas por niños. Las personas que quieren a un hamster como mascota deben tener en cuenta que llegan a ser adultos a las seis semanas y que su ciclo de vida es corto, de 18 a 24 meses.

Hay dos especies de hamsters: los sirios conocidos también como dorados y los chinos. La diferencia entre estos radica en sus colores y el temperamento, los chinos son menos agresivos.

Es adecuado mantenerlos solos en sus jaulas porque son territorialistas, no se puede mantener parejas de hamsters (cualquiera que sea su sexo) en una misma jaula, ya que por su naturaleza tienden a enfrentarse.

Para adoptarlos es preferible llevarlos a casa a los 26 días de nacido. “Es necesario acostumbrarlos al contacto con la mano del amo, porque al estar alejados pueden llegar a morder”.

Tienden a dormir durante el día y por las noches comienzan su rutina de entrenamiento que realizan en sus ruedas de ejercicios. Son animales ágiles y expertos en escape, por ello cuando se les adecue una jaula ésta debe ser metálica y no de plástico o de madera, porque, son roedores. Se recomienda cerrar bien la jaula porque suelen huir cuando no están bien aseguradas.

Una de las particularidades de este animal es que su temperatura corporal es igual a la de los humanos, que es de 37°C. Cuando esta baja, el cuerpo del roedor entra en un estado de hibernación. El pulso y la respiración se vuelven “inapreciables”. Por ello antes de dar por muerto a un hámster se le debe prodigar calor sobre una almohadilla (a 32° centígrados) durante 30 a 60 minutos para que pueda salir del estado catatónico.

CUIDADOS
Los hamsters son mascotas delicadas que requieren de atención y cuidados.

Estos roedores deben comer dos veces al día. Su alimentación se basa en comida granulada. Como suplemento, se les puede dar frutas, como manzanas y peras; y, vegetales como hojas de col, espinacas o nabo.

Es importante darles alimento seco porque ellos almacenan la comida en bolsas que tienen en sus mejillas, si se les da algún alimento húmedo puede llegar a obstruirlas, lo cual implicaría una cirugía. También pueden llegar a padecer de salmonelosis por los alimentos mal lavados.

En la jaula debe haber siempre un bebedero con agua fresca, que se debe cambiar diariamente. Para evitar enfermedades el espacio de los hamsters tiene que limpiarse una vez a la semana. Se debe colocar viruta o papel periódico para sus deposiciones.

Si se llegan a caer pueden sufrir de parálisis de la cintura hacia atrás. Si no están correctamente alimentados pueden padecer desnutrición y diarrea por infección digestiva.

A los hamsters también se les debe aplicar una vez al año la vacuna de la rabia y desparasitarlo.

GOLOSINAS
Como suplemento se les puede comprar semillas de girasol.

CEPILLO
A los roedores también se los puede peinar con cepillos especiales.

Fuente: El Universo
Margoth Cruz
Suplemento Vida
2007


Hurones, Roedores y Conejos Los hamsters son mascotas muy difundidas; son fáciles de cuidar, ocupan poco espacio, no requieren un presupuesto abultado y pueden ser muy entretenidas.

CUIDADOS DE LOS HAMSTERS

Los hámsters pertenecen a la familia Mesocricetus. El tipo más común como mascota es el hámster Sirio, pero en la actualidad está aumentando el número de hámsters enanos en los hogares.

Los hámsters Sirios son los más grandes de todos, es mejor tenerlos de a uno por jaula porque son muy territoriales y se pelean mucho, incluso hasta matarse. Los enanos son el hámster Ruso, el Roborovsky y el de Campbell; son mucho más sociables y, si se crían juntos desde pequeños, pueden convivir con otro de su misma especie. No aceptan bien la introducción de otro congénere cuando son adultos. Por último se encuentran los hámsters Chinos, que son de tamaño similar a los enanos, pueden llevarse bien con otro, pero esto no siempre ocurre. Nunca deben tenerse en una misma jaula hámsters de dos especies distintas.

Los cuidados básicos de todos los tipos de hámsters son iguales. Lo primero es elegir uno que sea sano. Para ello debes empezar por mirar su estado general; debe ser activo, alerta y curioso. Como son de hábitos nocturnos puede que estén durmiendo cuando vayas a la tienda a escogerlos, pero de todos modos deben responder rápidamente al despertarlos (ten cuidado, pues pueden morderte si intentas tomarlos). El pelo debe ser brilloso y suave, los ojos y nariz, sin secreciones evidentes. Debe respirar sin esfuerzo y no debe tener la zona alrededor del ano húmeda ni sucia con deposiciones. Si alguno de los hámsters de la jaula no cumple con estas dos últimas condiciones, ten cuidado pues todos los que estén con él pueden haber estado expuestos a un agente infeccioso.hamster en jaula

Hábitat: hay tres tipos disponibles, los de reja metálica, los acuarios de vidrio y los módulos plásticos. Las de metal son muy aceptables, sobre todo si las varillas son horizontales, pues esto les permite trepar; evita las que tienen el piso enrejado que son incómodas para el hámster y más difíciles de limpiar. Los acuarios son apropiados para los hámsters enanos, pero no permiten una buena ventilación; hay que ponerles una tapa de malla para evitar escapes. Los mádulos plásticos son muy atractivos y les permiten hacer mucho ejercicio, pero no están bien ventilados y pueden ser difíciles de limpiar. Los hámsters Sirios pueden ser demasiado grandes para los túneles. Es importante elegir bien el lugar donde poner la jaula. Debe ser un sitio tranquilo para que descansen durante el día, pero no tan aislado así pueden interactuar contigo al atardecer, cuando se despiertan. No debe estar sobre el suelo ni donde haya corrientes de aire o demasiada calefacción.

Substrato: lo más habitual es usar viruta de madera. Si puedes consigue una de madera dura, pues las de pino o cedro emiten aceites volátiles que pueden ser irritantes. Si usas estos la jaula tiene que ser bien abierta y ventilada. Existen otras alternativas en las tiendas, como productos hechos a base de heno, de papel, pulpa de madera, papel y cartón reciclados. Cualquiera que escojas debe ser absorbente y no despedir polvillo, que puede afectar el sistema respiratorio de los hámsters. Coloca una buena cantidad de viruta en el fondo de la jaula para que puedan escarbar y meterse si quieren.

Accesorios: necesitarás una casita, que puede ser comprada o fabricada en casa. Dale un material blando y suave para anidar. Puede ser papel tisú o un trozo de tela. Cámbialo cada vez que sea necesario. También habrá que proveerle algo para roer y masticar y una rueda u otro implemento para ejercitarse. Para que se divierta coloca juguetes en la jaula, como túneles de cartón, ramas para trepar, cubos donde esconderse y todo lo que te parezca que pueda interesarle.

Para el agua lo más recomendable es una botella con pico de bolita, así se evita que se contamine. Puedes también usar un recipiente pesado, que no pueda volcar, y deberás renovar el agua todos los días.

Alimentación: la base de la dieta debe ser un pienso comercial o una mezcla de semillas. Para evitar que escoja solo lo que le agrada y deje el resto, es mejor darle solo pequeñas porciones diariamente y dejar que coma casi todo antes de agregarle más. Además puedes proporcionarle algunas frutas y verduras frescas, semillas de girasol o maní en pequeñas cantidades. Ocasionalmente puedes darle algún gusano o grillo y heno para masticar. Evita totalmente los frijoles crudos, tomates, ajo, cebolla, chocolate, cualquier comida chatarra, con sal o con azúcar.

Los hámsters tienden a morder cuando se los agarra, por eso es importante acostumbrarlos al manoseo desde pequeños. Así perderán el miedo y ya no intentarán defenderse. Si tienes niños, enséñales como tomarlo sin lastimarle y, sobre todo, vigila que no se caiga mientras lo tienen en sus manitas porque pueden resultar seriamente lastimados.

Escrito el Jueves, 29 marzo a las 05:47:08 por Dra Isabel Iglesias
INDICE


LAS PRINCIPALES RAZAS DE HAMSTERS
Existen cuatro razas diferentes

Los hámster son una de las mascotas más populares, sobre todo entre los más pequeños. Además, cuentan con el beneplácito de los padres porque cuidarlos requiere menos esfuerzo y responsabilidad que un perro o un gato. Pero no todos los hámster son iguales. Al mirarlos se puede apreciar con facilidad ciertas diferencias.

Gracias a esas diferencias es posible identificar la raza y el origen geográfico de esta pequeña mascota. A pesar de ello, lo esencial de este roedor es similar en todas las razas y, a menudo, los rasgos para identificarla son difíciles de apreciar.

Los hámster más comunes
Existen cuatro razas de hámster y todas ellas se pueden encontrar en tiendas de animales. El hámster dorado de Siria es, sin duda, el más habitual en las casas y el más conocido. Siempre que pensamos en un hámster, nos viene a la mente la imagen de esta raza.

También son muy comunes los hámster enanos. El de Zungaria es especialmente atractivo por su aspecto: tiene una bonita raya negra en el lomo y el pelo gris. El hámster enano de Roborowski es una raza menos popular, ya que apenas se deja acariciar. Se caracteriza por su color marrón claro.

El hámster enano chino
Es uno de los más diminutos, ya que apenas sobrepasa los 13 cm. de longitud. Su origen se encuentra en las estepas chinas y se distingue por tener un pelaje más denso y suave que el de otros hámster más comunes. Es de color gris y una raya más clara surca todo su lomo desde los ojos hasta la cola.

El hámster chino es muy resistente al frío: dispone de pelo en la planta de sus patas. Es capaz de resistir temperaturas de hasta 40 ºC bajo cero. Procede de un hábitat de temperaturas extremas, de ahí que el frío modifique el ciclo vital normal de los roedores. Este hámster no hiberna, pero su proceso de reproducción sí que cambia por las bajas temperaturas y existe una determinada época del año en la que las hembras no son fecundadas.

Como la mayoría de los roedores, la reproducción de esta raza suele dar lugar a un gran número de prole. De cada camada se obtienen al menos diez crías y, por las condiciones extremas de su hábitat, suelen tener entre cuatro y siete camadas anuales. A las pocas semanas las crías ya están preparadas para procrear.

Normalmente, el chino come más que el hámster más común, el dorado. En su entorno su dieta se compone de insectos, escarabajos, arañas y caracoles. También come semillas, por eso suele hacer sus madrigueras cerca de campos sembrados con cereales. Ésta puede ser una alimentación muy adecuada si optamos por comprar este tipo de roedor.

El hámster enano de Roborowski
Este tipo de hámster es el más pequeño que se conoce, con sólo 10 cm. de tamaño y una cola diminuta que a menudo es inapreciable. Sus colores son muy llamativos: desde el amarillento al rojizo pasando por el naranja y todos los colores cálidos. Además, tiene una línea gris que cruza su cuerpo. Este tipo de hámster tiene los ojos más grandes de todas las especies. Su hábitat natural se encuentra en Mongolia y tiene un carácter tímido pero hiperactivo.

Existen otras variedades de hámster dependiendo de su color y textura de su piel. Por ejemplo, en blanco encontramos al hámster albino, y de pelaje muy suave existe el de angora. También existe el hámster arlequín, el color crema, el color salvaje, el enano daúrico, el simpático hámster panda, el siamés y el hámster satinado o 'teddy'.


INDICE



Consejos y primeros cuidados
Autor:
Redacción/Facilisimo.com<

HamsterEl hámster es una mascota silenciosa, que no ocupa mucho espacio y que no requiere unas atenciones excesivas. Por ello, resulta ser uno de los animales de compañía que más se adquieren en las tiendas especializadas.

Además, es un buen compañero de juegos para los niños porque carece de agresividad. Lo difícil será elegir el ratón ideal de entre todas las razas que se venden en las tiendas de animales.

El más común es el dorado o sirio, del que suele derivar el resto. También existen hámsters marrones, moteados o color crema. Entre los más apreciados se encuentran el ratón albino y el negro, éste último bastante difícil de encontrar. El hámster sirio es el más sencillo de cuidar, por lo que es el más recomendable para primerizos o para niños.

Cuando vayas a comprarlo

Una vez en la tienda, habrá que poner atención al aspecto del ratón, que será indicio de su estado de salud. Un hámster sano ha de moverse con agilidad y algo de nervio, siempre atento al entorno. Su pelaje ha de ser esponjoso y uniforme, mientras que sus ojos deben ser oscuros y brillantes.

Hay que rechazar a un hámster que reaccione de forma débil y se muestre letárgico. Igualmente, desconfía de los ejemplares delgados, con pelo enganchado al orificio anal o hecho bolas en el lomo. Descarta aquellos que presenten cola húmeda, hinchazón o impurezas en boca, patas, orejas o nariz y hocico excesivamente seco o húmedo.

Hamster Hamster

Es normal que algunos presenten ciertos bultos en las caderas o determinadas zonas pigmentadas. No obstante, puede tratarse de un tumor en el caso de que los bultos sean asimétricos o muy grandes.

Solo o en compañía

Los hámsters, aunque viven más felices en compañía de otros seres de su especie, se adaptan fácilmente a la soledad. Aún así, es recomendable introducir juguetesen la jaula, como, por ejemplo, una rueda, para que el roedor se entretenga. Si finalmente se decide tener un único ejemplar, lo ideal es comprar un macho, puesto que son de mejor carácter que las hembras.

Si se opta por una pareja, hay que ser consciente de los inconvenientes: los roedores se reproducen con mucha facilidad y, además, en muy poco tiempo. Por otra parte, durante la época de apareamiento el macho corre peligro, por lo que será necesario mantenerlo alejado de la hembra en una jaula aparte.

¿Macho o hembra?

Es muy importante saber distinguir a un macho de una hembra, no sólo por la diferencia de su temperamento, sino también por los problemas que conllevaría elegir una pareja de macho y hembra, en lugar de dos machos. Para distinguir un ratón macho de uno hembra existen dos fórmulas.

Hamster Hamster
La primera de ellas es poco fiable porque es totalmente subjetiva. Radica en observar la forma del macho que, visto desde detrás, será similar a una pera. La segunda es más compleja pero más efectiva: exploración genital. Los machos tienen dos aberturas (ano y pene) y las hembras tres (papila urinaria, ano y vagina).

Consejos y dolencias

La edad de un hámster es un factor determinante a la hora de comprarlo, debido a su corta esperanza de vida, unos tres años. Es preferible llevarse a casa un ratón joven, cuánto más mejor. Resulta conveniente y fácil conocer los signos que indican la edad de un roedor. En primer lugar, un hámster joven debe caber en la palma de la mano. Después, al mirar detrás de sus orejas, que han de ser flexibles, se ha de observar una fina capa de pelo. Y por último, sus dientes han de ser finos, afilados y muy blancos.

Una vez en casa, no te preocupes si el animal pasa la mayor parte del día durmiendo, porque es lo común. Sin embargo, hay una serie de síntomas que pueden derivar en enfermedades. Las secreciones de nariz u ojos nunca son buenas señales, y lo mismo ocurre con la humedad de la cola. Hay que avisar con urgencia al veterinario si el ratón presenta costras de sangre en sus orejas, manchas en el vientre y pelaje poco denso.

Imágenes: Sxc.hu

INDICE




El hámster es una de las mascotas más populares, sobre todo entre los más pequeños de la casa. Además, cuenta con el consentimiento de los padres porque cuidarle requiere menos esfuerzo y responsabilidad que un perro. Sin embargo, al igual que cualquier otro animal de compañía, exige cuidados básicos.

Tu mascota depende de ti para sobrevivir. Junto con la alimentación, la higiene será un factor esencial para que tu pequeño amigo goce de un buen estado de salud. El hámster es, junto al gato, uno de los animales más limpios que existen. Asimismo, no desprende olores fuertes y se lava el pelaje continuamente.

Prepara la casa para tu amigo
Una vez que tengas la jaula, lo primero en lo que tienes que pensar es en cubrir el suelo de la misma para la comodidad e higiene de tu nuevo compañero. Son diversos los elementos que sirven para este fin: tierra gruesa, la famosa arena de la bandeja sanitaria de gato o, incluso, virutas de madera, material que gusta mucho a estos pequeños roedores.

Sin embargo, te recomendamos que no utilices nunca papel de periódico. El hámster es incansable y se entretendrá despedazando el papel y ensuciándolo todo. Recuerda que los materiales sirven para la comodidad e higiene pero también para la salud. En este sentido, la tinta del periódico puede resultar tóxica para su organismo.

Higiene de la jaula
Responsabilízate de llevar un perfecto control higiénico de la jaula, ya que es el lugar donde mayor tiempo pasa el hámster y, por lo tanto, el lugar que ensucia más. Es imprescindible que la limpies una o dos veces por semana. Utiliza un jabón suave para frotar todas las partes. Después, enjuágala con agua. No olvides que una vez al mes tendrás que desinfectar toda la jaula a fondo para evitar que aparezcan parásitos.

Cambia el agua y el alimento de tu hámster todos los días y lava el bebedero y el comedero como mínimo una vez a la semana. No te olvides de que si utilizas detergente tienes que aclarar todos estos componentes perfectamente, puesto que los restos podrían provocar una intoxicación en el animal.

El baño de tu mascota
Este pequeño roedor es limpio por naturaleza y no necesita que le bañes regularmente, ya que el aseo se lo proporciona él mismo. Si por cualquier motivo se ha manchado o huele mal porque no has realizado una estricta higiene de la jaula, dale un baño de agua templada. Sumérgele poco a poco, pero nunca le mojes la cabeza.


Esta actividad la harás de manera excepcional. Cuando la realices, ten mucho cuidado durante el secado y evita que se resfríe. Ponle en un lugar caluroso para que se vaya secando él solo o, si lo prefieres, utiliza un secador a una distancia adecuada que no queme ni moleste demasiado a tu mascota. Recuerda: no le dejes húmedo porque sería peligroso para su salud.

En época estival, cuando las temperaturas son altas, a tu hámster le encantará darse un chapuzón de vez en cuando. Cómprale una ‘piscina’ en cualquier establecimiento especializado en mascotas, pero no adquieras una que sea muy profunda si no quieres que se ahogue.

Cuidados básicos
Es muy importante mantener el pelaje de tu mascota en perfecto estado. Cepíllale habitualmente sobre todo si la raza es de pelo largo como el de Angora. Encontrarás los utensilios para el acicalamiento en cualquier tienda que venda productos para animales de compañía.

Si te da la sensación de que tu diminuto amigo está incómodo, quizá sea porque tiene las uñas demasiado largas. Si vas a cortárselas, hazlo con un cortaúñas y presta mucha atención para no lastimarle. Corta sólo la parte que está más al exterior y nunca la más cercana a la carne. Se trata de una labor desaconsejada para inexpertos, por lo que te aconsejamos que acudas al veterinario.

Los dientes del hámster siempre están creciendo, por lo que tienes que introducir en su jaula varios objetos para roer y así conseguir mantener su dentadura en perfecto estado. También es interesante que le proporciones piedras de calcio, ya que tienen una doble función: ayudan al desgaste de los dientes y contribuyen al aumento en su organismo de los niveles de este elemento químico tan beneficioso.

Recuerda que estos graciosos y sensibles animales dependen de ti para su supervivencia. Además, son muy juguetones y te harán mucha compañía. Sácales de vez en cuando de la jaula para que investiguen y jueguen, pero siempre con mucho cuidado y extremando la vigilancia, puesto que, debido a su reducido volumen, es fácil que se escondan y que los pierdas de vista.

Redacción/Facilisimo.com

INDICE

3 comentarios:

  1. como se q mi hamster se ya esta viejito o emfermo antes era muy jugueton brincaba jugaba ahora solo come y toma agua pero lento muy lento se ve cansado vamos a cumplir dos años c el es un hamster dorado

    ResponderEliminar
  2. Hola queria su consejo pues ya tengo como 3 hamsters y busco una madriguera mas amplia, un amigo me recomendo esta .y queria saber su opinion Jaula de madera para roedores 4 niveles casa para hamster e animales pequeños PHC003

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
TRANSLATE


EnglishcvFrenchGermanSpainItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabicChinese Simplified

Seguidores